Bull Terrier

Tipos de Bull Terrier: Existen dos variantes en esta raza, que se diferencian entre sí sólo por su tamaño: el Bull Terrier y el Bull Terrier Miniatura. Respecto de su temperamento y contextura, ambos son similares; aunque el Bull Terrier Miniatura, por lo general, no es bueno con los niños; y el Bull Terrier si; sin embargo puede haber variantes entre un ejemplar y otro, dependiendo también de su educación.

Carácter: El Bull Terrier Inglés es un perro valiente, inteligente, obediente y equilibrado. Además, es testarudo, amigable (contrariamente de lo que se suele comentar acerca de él), confiable y bueno. Es un perro muy activo que se lleva bien con los niños y que no le gusta la soledad.
Origen: El Bull Terrier tiene su origen en Inglaterra, a fines del siglo XIX; creado a través de la cruza de distintas razas de pelea.

Aspecto: Esta raza posee un cuerpo bien proporcionado y musculoso, con una gran fuerza. Su cabeza, tiene una forma muy particular, semejante a un huevo si se la mira de perfil. Posee orejas de poco tamaño y en punta, pelaje corto y ojos pequeños, oscuros y expresivos.
Colores: Se admiten el blanco, beige, atigrado, negro y tricolor.

Cuidados: Requiere de mucho ejercicio y un entrenamiento firme; sin esto último, puede volverse, en algunos casos, dominante (más aún si es macho). Excluyendo estos dos aspectos, no necesita de demasiados cuidados.

Peso: El Bull Terrier pesa entre 24 y 28 kg., mientras que el Bull Terrier Miniatura tiene un peso de entre 11 y 15 kg.

Altura: El Bull Terrier posee una estatura de entre 53 y 56 cm., y el Bull Terrier Miniatura puede medir hasta 35,5 cm., como máximo.

Otros nombres de la raza: No posee otros nombres; sin embargo, cabe destacar que su nombre completo es Bull Terrier Inglés.